viernes, 15 de noviembre de 2013

Enseñar canciones en inicial






El aprendizaje de canciones en inicial es un tema que ocupa a todo docente.
¿Cómo lograr que los pequeños aprendan las canciones?

Es importante tener el cuenta qué tipo de canciones son más aptas para estas edades.
Las canciones cortas, con poco texto, el cual esté al alcance de la comprensión del niño y las melodías sencillas son las más fáciles de trabajar.
Por supuesto una canción larga con complejidad armónica puede ser tan interesante y puede motivar a los pequeños de tal forma que nos resulte mucho más fácil enseñarla que una simple pero insulsa.
De todas formas para enseñar una canción tenemos que tener en cuenta varios aspectos.
La complejidad rítmica de la misma: si existen ritmos complejos deberían trabajarse primero en forma aislada para que estén incorporados corporalmente al momento de utilizarlos.
La complejidad melódica: saltos melódicos y sobre todo escalas descendentes necesitan una atención especial y muchas veces ejercicios de entonación adicionales (pero siempre desde el juego!!).
La complejidad textual: Entender el texto de una canción para no repetir palabras que no entiendo es un trabajo que no siempre se tiene en cuenta.
Ahora muy bien, todo muy lindo, pero cómo llevamos a cabo todo esto?
Como siempre, no hay una fórmula, hay muchas. Hoy les quiero contar algunas ideas aplicadas a un ejemplo práctico.

Siguiendo con el tema lluvia que abordamos en el Post sobre el libro "El hombrecito de la lluvia" les cuento algunas ideas para trabajar la canción Las gotitas de Nessy Muhr.




El tema lluvia ya se estuvo trabajando y todos estamos empapados en él. Ya leímos el cuento, lo sonorizamos y vimos distintas formas en las que la lluvia puede caer y sonar.
Pero qué pasa con las gotitas cuando dejan las nubes? (tiempo de reflexión y juntar ideas de los peques)

Introducimos la canción como historia:

Una vez estaba yo en mi casa y empezó a llover. Me puse mi impermeable que es un abrigo que no deja pasar la lluvia y mis botas nuevas y salí a la vereda (para los no argentinos es la acera). De golpe, empezó a llover fuerte, fuerte y había truenos, así que me volví a casa y me quedé allí, calentándome al fueguito de la estufa. Mientras tanto, las gotitas de lluvia pegaban sobre el techo de mi casa que es así (con las manos mostramos un techo a dos aguas) y que como tiene esas placas rojas que se llaman tejas se llama tejado. Como decía, las gotitas pegaban en el tejado y empezaban a resbalarse y formaban caminitos de color plateado. Cómo les parece que se ven esos caminitos con sonidos? 
(Otro tiempo de reflexión y de juntar ideas, que entre todos probamos poner en práctica. Al principio puede ser que no entiendan a qué vamos por lo cual es bueno dar ejemplos: hacer glisandos con la voz o con un xilophon, marcar caminos con la voz y los dedos utilizando los conceptos de voy hacia el agudo, el grave, mantengo el tono, etc.)

Una vez introducida la letra como una historia se puede trabajar el texto por grupos, haciendo secuencias de dibujos que cuenten la historia. Dibujar y representar en esta etapa de la infancia es muuy importante, no tengan miedo de hacerlos dibujar en la clase de música. No es perder el tiempo, es afianzar lo aprendido y hace que los peques aprendan mucho más rápido el texto.

Trabajar la rítmica:
 Esta canción tiene como patrón rítmico : titi-titi-titi-titi  titi-titi-ta-ta.
Algunas ideas para trabajarlo:
Por parejas uno de los peques marca, mientras dice el texto con los dedo índice en la espalda del otro pican, pican las gotitas sobre mi te y para jado apoya las  palmas de las manos sobre la espalda. Igual con el resto de las estrofas. Por supuesto repetimos y ahora el otro compañero marca.
Esto se puede hacer con niños a partir de 3 años. Para niños de 5 y 6 se puede además utilizar la variación palmear los muslos propios de forma alternada para la forma titi y palmear con las dos manos las manos del compañero de al lado en la forma ta-ta. También les podemos preguntar a ellos qué otras formas podemos utilizar para diferenciar (a los niños se les ocurren cosas de las más divertidas).

Trabajar la melodía:
La melodía de la canción se puede dividir en dos partes. Parte A  sería fmrd-fmrd y la parte B ffss l f.
Para comenzar a reconocer la melodía podríamos utilizar un juego como el siguiente.
Cuando escuchamos A respondemos golpeando los muslos, cuando escuchamos B respondemos golpeando el suelo con los pies. La idea es alternar A y B incluso repitiéndolos para que tengan realmente que escuchar y que no sea algo mecánico primero A y luego B.
Cantamos la melodía con alguna sílaba como lu, la etc, pero sin el texto.
Al principio puede costar un poco pero en general los peques quieren enseguida pasar a ser ellos los que cantan la melodía.En grupos grandes no pueden todos pasar a ser el "cantor" pero si hacemos actividades de este tipo con cada canción de a poco podemos dejar pasar a todos.

Trabajar el texto:
Después podemos introducir las estrofas de a una con el texto, cantarlas por partes con el método yo canto primero, uds. repiten. Para afirmar melodía y texto es importante repetir la canción pero de forma variada para que no se haga aburrido. Por ejemplo:
Hacemos un tren y cantamos la canción marcando el ritmo con los pies. Podemos empezar muy lento e ir aumentando el ritmo y viceversa. Podemos cantarla utilizando instrumentos (claves, cascabeles, xilofones o barras sonoras en f y c). Podemos hacer un juego de completar las estrofas, cuatro grupos y cada grupo tiene que cantar una frase y hay que lograr que no haya huecos.

Lo importante como docente es por supuesto primero conocer el material que queremos enseñar a fondo para reconocer dónde pueden estar las dificultades y preparar actividades que trabajen las mismas.

Me encantaría conocer tus ideas, seguro seguro que se te ocurren otras.