miércoles, 6 de noviembre de 2013

10 Razones por las que hablo con mis hijos en español




Como mamá hispanohablante, migrante a un país donde el español no es la lengua vehicular, me he enfrentado y me sigo enfrentando muchas veces con la presión del medio para que hable con mis hijos en el idioma del lugar.
La presión es mucha y mantener la resistencia requiere muchas veces que me recuerde a mi misma las razones por las cuales, cuando hablo con mis hijos lo hago en mi lengua materna.

Son muchas las personas que bien intencionadas (preocupadas de que el niño no aprenda la lengua del lugar) argumentan diariamente con una madre migrante para que deje de hablar con su hijo en su lengua materna. Los miedos son comprensibles pero no tienen fundamento. Un niño que va a la escuela y está inmerso en el medio aprende la lengua vehicular rápido en la gran mayoría de los casos.
Ser docente de español, me ha dado por supuesto muchas herramientas al momento de argumentar. Conocer teorías de aprendizaje es útil cuando alguien que no tiene hijos bilingües ni sabe nada sobre bilingüismo intenta contarnos cómo deberíamos hablar con nuestros hijos. A través del tiempo descubrí sin embargo, que mis razones emocionales son más importantes para mí que las razones prácticas.

Sé que no soy la única en esta situación y por eso quería compartir con otras mamás mi decálogo, que trato de tener siempre en mente.
Seguro que no son las únicas, pero son las que a mí me ayudan a mantenerme firme.
Aquí van:

Hablo en español con mis hijos porque:

1. Es mi lengua materna por lo tanto es la lengua en la que puedo expresar exactamente cuánto los quiero.

2. Forma parte de lo que soy y por eso mismo forma parte de lo que ellos son.

3. Es importante que puedan comunicarse con sus abuelos, primos, tíos, etc. con fluidez. (La familia es parte de nosotros y de nuestra historia)

4. La mejor forma de que aprendan sin errores la lengua vehicular (la del lugar) es que yo les transmita una gramática coherente y sin errores y eso lo puedo hacer mucho mejor con mi lengua materna que con cualquier otra.

5. Estoy orgullosa de mi lengua y quiero que ellos también lo estén.

6. Si yo no lo hago desde el principio y consecuentemente es muy difícil que la aprendan.
(Hoy en día entender al otro, ponerse en el lugar del otro es lo que falta y la biculturalidad me da una amplitud de perspectiva mayor).

7. Quiero que no se pierdan la posibilidad de leer y disfrutar  literatura hispanolatinoamericana en idioma original.

8. El idioma español es después del chino, la lengua más hablada en el mundo.

9. Ser bilingües les facilita el aprendizaje de otros idiomas.

10. Ser bilingües les abre un montón de posibilidades culturales, laborales e intelectuales.



Estas son mis diez razones, me gustaría conocer las tuyas.